Intolerancias

Categorías

Tratamiento de la Celiaquía

La celiaquía se define como una intolerancia permanente al gluten, esto conlleva  atrofia de las vellosidades de la mucosa intestinal con la consiguiente disfunción endotelial, es decir, malabsorción de nutrientes en general, viéndose  afectados todos ellos (hidratos, grasas, proteinas, vitaminas y minerales) lo que va a provocar una sintomatología gastrointestinal como diarreas, vómitos, distensión abdominal….lógicamente esto acarrea malnutrición generalizada y por tanto pérdida de peso , retraso en el crecimiento y alteración en el carácter. Sin embargo, los síntomas pueden ser atípicos, estar ausentes o ser erráticos dificultando su diagnóstico. La clínica (síntomas digestivos) es muy común entre diversas entidades no resultando por tanto concluyente.

¿Por qué el gluten daña nuestro intestino? Existen varias teorías que intentan explicar este hecho, los mecanismos podrían ser diversos como una deficiencia enzimática (lo mismo que ocurre en la intolerancia a la lactosa, deficiencia de lactasa), al no disponer de la enzima necesaria para digerir adecuadamente el gluten, éste se acaba acumulando. Sin embargo, la más aceptada es de base inmunológica (más…)


Dieta baja en histaminas

El objetivo de una dieta baja en histamina es prevenir o revertir las manifestaciones tóxicas derivadas del consumo de alimentos con alto contenido en histaminas en personas especialmente sensibles a ella. Los individuos intolerantes son aquellos que no pueden metabolizarla (por deficiencia de DAO)  acumulándose en el organismo y desencadenando una sintomatología adversa (ver apartado intolerancia histamina).  Con la eliminación o al menos reducción de la histamina exógena (de los alimentos) se produce una activación en la síntesis de DAO por parte de los enterocitos (células intestinales).  Por lo tanto, esta dieta terapéutica estará indicada:
(más…)


Intolerancia a la histamina. Migrañas

La histamina es una amina biógena, sustancia ampliamente distribuida en diversos tejidos de nuestro organismo en los cuales desempeña funciones fisiológicas importantes: actúa sobre la musculatura de los bronquios y de los vasos sanguíneos, interviene en la secreción gástrica y actúa como neurotransmisor en el SNC, en definitiva, la necesitamos. ¿De dónde la obtenemos? A través de los alimentos (exógena) aunque también en menor medida puede ser sintetizada por nuestra flora intestinal. Al mismo tiempo, disponemos de tres  mecanismos para metabolizarla (degradarla) y que ésta no se acumule en el organismo, de ellos, el principal se encuentra localizado en el intestino, se trata de DAO (diaminooxidasa) un enzima que sintetizan los enterocitos.En condiciones normales será metabolizada (eliminada) en el intestino mediante DAO. El problema acontece cuando existe un desequilibrio entre la entrada  y la salida de ésta, lo que se traduce en una acumulación excesiva de histamina: (más…)


Intolerancia a la lactosa

La lactosa (azúcar de la leche) es un disacárido (hidrato de carbono simple o azúcar ) que está compuesto por glucosa y galactosa (monosacáridos) presente en todas las leches de los mamíferos y en muchos alimentos preparados. La lactasa es el enzima sintetizado en las vellosidades intestinales encargado de hidrolizar la lactosa en sus dos componentes. En los individuos deficientes en esta enzima, la lactosa no puede ser digerida (hidrolizada) permaneciendo en el intestino  siendo fermentada por la flora bacteriana  produciendo láctico, H2, CO2  entre otros, causando trastornos gastrointestinales: diarreas, distensión abdominal y flatulencia.  La intolerancia a la lactosa significa deficiencia en este enzima con la aparición de dichos síntomas que es lo que realmente la caracteriza. (más…)


Tratamiento en la intolerancia a la fructosa

Los FODMAPs son los azucares que se encuentran en los alimentos y que pueden ser difíciles de absorber para algunas personas. Son las siglas en inglés y significa Fermentables, Oligosacaridos (fructanos y galactanos), Disacaridos (lactosa, sacarosa..), Monosacaridos (glucosa, fructosa..) And Polioles (sorbitol, manitol, xilitol, maltitol..). Todos ellos considerados hidratos de carbono sencillos, es decir, azucares.

En condiciones normales la mucosa intestinal produce enzimas (disacaridasas, amilasas…) para poder digerir los hidratos de carbono (los complejos o de cadena larga y los azucares o FODMAPS) que son reducidos a unidades básicas (monosacáridos) para ser asimilados por el organismo, esto ocurre en el intestino delgado. La fibra es un tipo de hidrato que no se será digerido pasando al colon, sirviendo de alimento para nuestra flora “amiga”. Existe una total armonía con ella, pues nos corresponden reforzando el sistema inmune, generando vitaminas (vit K, vit B12) e incluso generando sustancias antibióticas para combatir bacterias patógenas. Cuando por algún motivo la mucosa se deteriora, no producimos estos enzimas, los hidratos no digeridos pasarán al colon dando lugar a procesos fermentativos y en consecuencia a la sintomatología típica de la intolerancia caracterizada por: hinchazón y distensión abdominal que progresa con el día, gases (flatulencia), dolor abdominal, nauseas, diarrea/estreñimiento o una combinación de ambos, digestiones lentas…. (más…)